Bogotá, yo y el pueblo


Yo no soy de acá, comencemos por eso, nací y crecí en un pueblo, cosa que a los rolos les parece muy aburrido, muy tenue y sin poco sabor; pero la cosa es así, nací y crecí en un pueblo, viví allí por cerca de veinte años, sé de encontrarse en la calle con amigos y saber de ellos constantemente sin recurrir al computador y los llamados chats que hasta ahora en este año me he acostumbrado debidamente a usar, no tuve messenger, lo odié luego de usarlo tres meses, sé de un parque principal con fuente y palmas a las cuales treparse, de un único almacén de sucursal, capitalino, de solo comprar en tiendas de barrio, de una única librería que a duras penas llevaba libros originales y además de ello, lo peor de todo, de una única tienda de películas, que triplicaba su alquiler de betamax y que solo llevaba cine de cartelera, nunca pude consumir cine como lo hago ahora y desde hace 6 años que vivo en la capital, o peor aún hasta que llegó el cable al pueblo, sí, cuando llegó cinemax y el cine sin doblaje, realmente internacional, variado y de calidad, antes no, antes muy poco; Odio los centros comerciales con escaleras, es un puto tiempo detenido en ellos, en el que uno piensa si lo que compró fue bueno, si pagó lo que debía, si se devuelve por el antojo, que mierda esos tiempos detenidos, donde los manes que van detrás te miran la cola. Yo no sé cocinar, no sé hacer un tinto rolo, le tengo miedo a la ciudad, sí, solo me he permitido caminar hasta las ocho de la noche por el centro, asombrandome de todo, porque en un pueblo se puede confiar en el otro, porque el “veci” es realmente el veci, por eso en la ciudad nadie es “veci” para mi, sé de confiar en la palabra porque en el pueblo la palabra realmente vale, es sagrada. Que idiota uno, pueblerino, que cree en los demás, que idiota uno, pueblerino, que no conoce de sitios de rumba gomelos donde no se puede entrar en tenis, que idiota uno, pueblerino, que no se ha despertado, que no es vivo, que no tiene una vida agitada, que prefiere ver pelis o escribir a salir a hacer graffitis, pues si, la cosa es así, Bogotá no me conoció así y de pronto no lo hará, saco a los manes a volar si en una hora no han logrado hablarme de algo interesante por mas careniños que sean, si llevan estudiando un jurgo, si están muy mal presentados, si comienzan coqueteando o se hacen lucir con güevonadas, no tengo facebook, estoy segura que soy invisible y dificil, más que el cubo rubik, mi vida es calmada, no he hecho cosas muy extremas, no he nadado desnuda en una piscina, no me he follado cien manes todavía, no he hecho trampa, no se que es malicia indígena, sólo se de diálogos idiotas de cine y capítulos de memoria de Friends, lo más extremo que es hecho es acampar con 200 personas extrañas todas drogadas y arrechas, cuidando a unos diez idiotas que una vez sobrios serían más idiotas, he comido perro en la 45 a las tres de la mañana, he salido de rumba en el centro y cogido un taxi sin pedirlo, y para mi eso es extremo, sí, porque el mundo es una puta mierda donde no se puede confiar en nada, ni en nadie. No he bailado sobre una mesa exhibiendome, no he caminado muy tarde por sitios peligrosos en la ciudad, no he mochiliado, no he escondido a nadie en mi cuarto en las noches, no he sido la mosa de un casado como mis amigas, no he vivido sola, no he vivido nisiguiera con alguien más que mi familia, no he vivido un jurgo, no soy nadie, soy aburridisima, no me gusto, soy mamerta, sin historia que contar, sin nada nuevo que decir porque mi vida es una puta planada sin valles o montañas.

Anuncios

One thought on “Bogotá, yo y el pueblo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s